Juguetes para mascotas: consejos a los propietarios

0

Nadie cuestiona la importancia que tienen los juguetes y el juego para establecer los patrones de comportamiento deseados en los animales de compañía. Veamos algunos aspectos que deben tenerse en cuenta.

Benigno Paz Ramos
Instructor de movilidad con perros guías
www.knsediciones.com

El perro necesita que el propietario le facilite la suficiente estimulación mental, y que oriente sus tendencias naturales, como mordisquear objetos, para que no rompa los muebles y aprenda con qué accesorios le está permitido jugar desde el mismo momento en que entra en casa.

Por lo general, son las tiendas especializadas y las clínicas veterinarias los primeros puntos a donde acuden los propietarios en busca de apoyo y asesoramiento. Y son estos profesionales quienes más pueden hacer para que la convivencia entre perro y amo sea larga y gratificante, con una excelente calidad de vida para ambos.

Debemos tener siempre presente que la principal causa de sacrificio y abandono de los perros (por lo general antes de cumplir el año de vida) son los problemas de comportamiento: sucio en casa y sobre todo destructivo (rompe los objetos preciados de sus amos en su ausencia). Si desde las primeras semanas de edad del cachorro se le motiva y enseña para que muerda sus juguetes reduciremos considerablemente su interés por las puertas, alfombras o patas de las sillas. Por ello, resulta esencial que en el “kit del cachorro” se incluya un cuenco de comida, alimento, un libro de manejo, información sobre vacunaciones y cuidados básicos y uno o varios juguetes.

Si conseguimos que la relación perro-amo supere su primer año y que el cachorro llegue a ser un perro adulto con el que poder convivir, con casi toda seguridad, habremos conseguido la fidelización de unos buenos clientes durante 12-14 años; perros felices con una excelente calidad de vida en compañía de sus amos.

Perros y propietarios

Probablemente una de las razones principales por las que los propietarios se deciden a adquirir un perro como animal de compañía sea que desean sentirse acompañados, queridos. Los juguetes facilitan la interacción perro-amo y fortalecen el vínculo entre ambos. En nuestros días, dado el poder adquisitivo de las familias y el papel que desempeñan los perros -ya no son meros “vigilantes” y por lo general forman parte integrante de la familia-, necesitan sus propios juguetes. Si no se los damos nosotros muy probablemente traten de servirse ellos mismos con lo que encuentran por la casa y casi seguro que eligen algo que no es de nuestro agrado (el sofá, por ejemplo).

Si queremos que los propietarios (clientes de las clínicas y tiendas especializadas) tengan un perro adulto con el que poder convivir, deberemos hacerles saber lo esencial que resulta tener siempre juguetes adecuados a disposición de su mascota.

Oferta en el mercado

En el mercado existen gran variedad de juguetes, de todo tipo de materiales, tamaño, color y precio. Debemos mostrarle al propietario todas las posibilidades del juguete que va adquirir, no dejarlo todo reducido al precio.

Hay que mostrar sus utilidades:

  • para aliviar estrés mordisqueándolos (huesos de cartílago).
  • para dar carreras persiguiéndolos (platillos, pelotas, juguetes de goma).
  • los de fuerza (tira y afloja de la cuerda)
  • los de caza (juguetes de látex que hacen sonidos agudos al apretarlos).
  • los peluches blandos y suaves para portar en la boca y juguetes para evitar el aburrimiento y centrar su atención (los rellenables con comida), etc.

Muchos de estos juguetes además de ayudar a la reducción del estrés facilitan la limpieza bucal del perro.

Podemos ver, por ejemplo, que el perro porta el juguete para llamar la atención de su amo, para entretenerse con algo que morder y así aliviar su estrés, o incluso para apaciguar una situación tensa entre humanos (los gritos aumentan entre los humanos y aparece el animal feliz en escena con su peluche en la boca).

Consejos de seguridad acerca de los juguetes para mascotas

a.No todos los juguetes sirven para todos los perros

Debemos leer siempre las instrucciones del fabricante (en caso de que estén disponibles) y considerar siempre el tamaño del perro y el del juguete. Es fundamental evitar juguetes pequeños para perros de gran alzada, ya que en su entusiasmo podrían tragárselos, con el consiguiente riesgo de asfixia o necesidad de intervención quirúrgica para extraerlo. En especial, no debemos nunca recomendar pelotas pequeñas para perros grandes, pese a su popularidad. Los juguetes grandes para perros pequeños pueden resultar demasiado pesados y hacer que pierdan el interés al no poder portarlos.

Por supuesto, no se deben alentar los juegos con piedras o palos, ya que no entran dentro del catálogo de juguetes. Son elementos muy naturales pero muy peligrosos porque desgastan los dientes y pueden clavarse en la garganta del perro en su excitabilidad y entusiasmo.

b.Comprobar regularmente que el juguete no esté roto, que el perro no se lo está comiendo a trocitos

Esto debe aplicarse especialmente para los juguetes de goma o látex, pero también en el caso de los huesos. Si ya ha iniciado el proceso lo mejor es retirar el juguete y supervisar al perro en las sucesivas ocasiones en las que se produzca una interacción.

c.Proporcionar siempre un juguete más que el número de perros

Para reducir al mínimo la posibilidad de disputas por la posesión de los juguetes y facilitar que todos puedan tener un juguete con el que interaccionar se recomienda poner un juguete de más. De todos modos, en caso de que alguno de los perros se muestre protector con los accesorios de juego deberíamos supervisarlo directamente o bien dárselo aparte para evitar conflictos.

d.Intentar no quitarle el juguete a la fuerza para evitar que desarrolle comportamientos protectores

Utilizar la persuasión; para ello lo mejor es enseñarle a intercambiar juguetes: “si me das el que tienes te doy este otro que tengo yo que es mucho más apetecible”, o bien cambiárselo por una bolita de pienso.

Consejos a los propietarios sobre juguetes para mascotas Clic para tuitear

Higiene

Recomendaremos lavar regularmente los juguetes, en especial si se tienen varios perros en casa o si se acostumbra a rellenarlos con comida. Siempre se puede hacer una colada especial con los juguetes y toallas del perro.

Los juguetes son imprescindibles en la vida de nuestras mascotas para fortalecer el vínculo con el amo, fomentar el ejercicio físico, permitirle relajar las tensiones diarias y reducir estrés. Si queremos evitar males mayores es imprescindible poner un juguete en su vida.

Share.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies