La reproducción en reptiles

0

Planteamos una breve aproximación sobre la reproducción en reptiles: saurios, ofidios y quelonios.

reproduccion reptiles

Los reptiles pueden ser ovíparos (po­nen huevos) o vivíparos (el embrión se desarrolla en el interior de la hembra). El término ovovivíparo se usa para de­signar un estado intermedio en el que el embrión está listo para eclosionar en el mismo momento en que se pone el hue­vo. Se pensaba que no había transferen­cia de nutrientes a través de la placenta, pero cuando se estudió con detalle este tipo de reproducción, se vio que existe algún tipo de intercambio. Esto ha he­cho que muchos autores abandonen este término por ser redundante, sin embar­go, aún sigue apareciendo en la biblio­grafía, por lo que lo mantendremos para diferenciarlo de los otros dos.

Saurios

reproduccion reptiles gecko

La madurez sexual de los saurios está determinada básicamente por el tamaño del animal más que por la edad, por lo que la velocidad de crecimiento es el factor más importante. De manera gene­ral, los saurios pequeños maduran a los uno o dos años y los grandes tardan tres o cuatro años.

La mayoría de los saurios son ovípa­ros; es el caso de todos los varanos, gran parte de los iguánidos, todos los geckos y algunos camaleones. Unos pocos son ovovivíparos como los camaleones de Jackson y sólo algunos son vivíparos.

Muchas de las especies tienen una época reproductiva concreta, que se ini­cia por algún estímulo ambiental como la temperatura. La mayoría de las es­pecies empiezan a reproducirse en pri­mavera, tras un periodo de bajas tem­peraturas. Este enfriamiento previo es muy importante para aumentar el éxito reproductivo.

La mayoría de los saurios producen más de una puesta al año (en general, dos o tres).

La determinación del sexo de las crías viene marcada por la temperatura de in­cubación. En el caso de algunos geckos, altas temperaturas producen machos y ba­jas hembras. En otros géneros es al revés.

Ofidios

reproduccion reptiles piton

Al igual que en los saurios, la madurez sexual depende del tamaño corporal. Se someten a una pseudohibernación para aumentar el éxito reproductivo.

Tienen complejos sistemas de aparea­miento. La presencia de varios machos estimula la competencia y las cópulas. La visión facilita la aproximación de los individuos, pero es el olfato el sentido que utilizan para identificarse. Los ma­chos detectan las pistas trazadas por las hembras al rozar su tegumento por el sustrato, pero sólo en época en que és­tas son sexualmente activas.

Los machos poseen dos hemipenes; uno de ellos queda anclado en el interior de la hembra gracias a unas espinas que­ratinizadas que posee en su superficie en una cópula que puede durar horas.

Aunque existen especies ovíparas y vivíparas, la mayoría de ellas pone hue­vos. También hay hembras ovovivíparas.

Existe una correlación positiva entre la longitud del cuerpo de la madre y el número de huevos que puede llegar a poner. Al igual que los saurios, poseen un diente que les permitirá romper la cáscara para salir al exterior y que pos­teriormente perderán.

Quelonios

reproduccion reptiles tortuga

En la mayoría de las tortugas terrestres, el macho monta a la hembra por detrás y por arriba, e inserta el pene en su cloaca. En las especies acuáticas, la cópula tiene lugar bajo el agua. El cortejo del macho incluye generalmente la emisión de unos sonidos característicos y gestos agresivos como morder la cabeza y las extremida­des de las hembras. Este comportamien­to previo se cree que es necesario para hacer que las hembras sean sumisas ante la cópula. Esta actitud, junto con las fe­romonas y el propio acto de la cópula, inducen la ovulación.

Las hembras de la mayoría de los que­lonios tienen ciclos reproductivos anua­les, pero algunas especies procrean sólo cada tres o cuatro años. Las tortugas de climas templados suelen tener estacio­nes de cría, mientras que las que viven en climas tropicales pueden criar todo el año.

La fisiología reproductiva está influi­da por numerosos factores ambientales como las lluvias, la humedad, la dispo­nibilidad de comida, la presencia de ma­chos adecuados y el fotoperiodo.

La determinación del sexo depende de la temperatura: por lo general, se ha comprobado que las temperaturas más elevadas producen hembras y las más bajas machos.

Todos los quelonios son ovíparos; la cáscara del huevo no sólo protege al em­brión sino que el 80% de ella se destina a la formación del caparazón. Las crías poseen una carúncula (engrosamiento de la epidermis) que les permite romper la cáscara para salir al exterior.

Aspectos básicos de la reproducción de reptiles que debes conocer Clic para tuitear

Determinación sexual

La determinación sexual no siempre es fácil en algu­nos reptiles, mientras que en otros es evidente por­que machos y hembras presentan características externas muy diferentes. Por ejemplo, los machos de iguana verde tienen una cabeza y un pliegue gu­lar (pliegue bajo la garganta similar a una papada) más grandes que las hembras. Otros, tienen rasgos aún más espectaculares. Es el caso del camaleón de Jackson, que tiene tres cuernos rostrales de los que carece la hembra.

En el caso de los quelonios, puede haber diferen­cias de tamaño, pero éste puede variar en función de la edad, así que es mejor fijarse en otras carac­terísticas como la forma de plastrón (los machos suelen tenerlo ligeramente cóncavo para colo­carse sobre la hembra en la cópula) o la an­chura de la cola (mayor en machos para alojar el pene); en algunas especies como la Trache­mys scripta elegans, las uñas centrales de las extremidades anteriores son más largas en ma­chos para estimular visualmente a las hembras.

En las serpientes, el dimorfismo sexual es poco mar­cado: el tamaño varía (generalmente los machos son más pequeños que las hembras), y a veces tam­bién la coloración y el número y forma de escamas.

Share.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies