“El animal ayuda a reducir la ansiedad y el estrés y a nivel físico actúa como elemento motivador”

0

Maribel Vila, técnica de terapias de Fundación Affinity, nos explica cómo a través de los perros de terapia es posible mejorar la recuperación de pacientes que han permanecido en la UCI largas temporadas con las secuelas que conlleva. Además, desde el Hospital Universitari Sagrat Cor nos explican por qué han apostado por esta terapia.

Maribel Vila, técnica de terapias de Fundación Affinity

Fundación Affinity ha impulsado recientemente junto al Hospital Universitari Sagrat Cor de Barcelona la terapia “Juntos, +fuertes”. Se trata de un programa de terapia asistida con perros dirigida a pacientes ingresados en la Unidad de Fragilidad de este centro sanitario. Tiene como objetivo contribuir a su recuperación física y cognitiva a través del trabajo del paciente junto a estos animales. Son personas que han pasado un tiempo ingresadas en la UCI y, que al salir, tienen secuelas físicas y psicológicas que les impiden llevar una vida normal. Entre los pacientes que participan en esta terapia hay también personas que han sufrido COVID persistente.

¿Cómo puede un animal de terapia ayudar a una persona que ha pasado un tiempo ingresada en la UCI a recuperarse de las secuelas físicas y psicológicas que conlleva dicho ingreso?

A partir de la interacción con los perros de terapia en diferentes actividades y dinámicas se trabaja la mejora de la movilidad de los pacientes, la estabilidad física, la fuerza en las extremidades y la reducción del riesgo de caídas, entre otros. A nivel emocional, el contacto físico con el animal ayuda a reducir la ansiedad y mejora el estado emocional de los pacientes.

¿Cómo se gestiona esa ayuda? ¿Se realiza en el mismo hospital?

Sí. La terapia se realiza en la Unidad de Fragilidad del mismo hospital, en concreto, un espacio creado específicamente para este propósito donde se trabaja en conjunto con el equipo de fisioterapia del hospital. Las sesiones se llevan a cabo una vez por semana, los miércoles, y tienen una duración de dos horas.

En el caso de los pacientes que no pueden ir a la sala debido a las limitaciones de movilidad y por su delicado estado, también hacemos sesiones personalizadas con los perros de terapia en las mismas habitaciones.

¿Qué condiciones debe cumplir el animal de terapia?

Todos los perros de terapia se eligen en función a unos criterios: que les guste el contacto social, que sean fiables, equilibrados y controlables, que posean un comportamiento predecible, que resulten adecuados para una determinada tarea y que tengan capacidad de inspirar confianza, además de estar bien adiestrados y les guste trabajar.

¿En qué consisten las sesiones del programa?

A través de la interacción con el perro y de diferentes actividades, en las que trabajamos de forma totalmente coordinada con los fisioterapeutas, el animal se convierte en el centro de la acción. Así, incidimos en las necesidades de estos pacientes y creamos un espacio seguro para trabajar las emociones que surgen durante el proceso de recuperación. En este sentido, trabajar con los perros hace que las sesiones de rehabilitación sean más amenas y emotivas. La simple presencia de los animales hace que estas personas se sientan más arropadas y tengan más motivación para asistir y participar.

A nivel emocional, el contacto del paciente con el animal ayuda a recudir la ansiedad y el estrés que conlleva su ingreso, mientras que a nivel físico el perro también actúa como elemento motivador. Por ejemplo, algunos de los ejercicios que planteamos a los pacientes están dirigidos a mejorar el equilibrio. Una de las dinámicas consiste en pedirles que se pongan de pie y que el perro pase por debajo de sus piernas para que tomen conciencia de su cuerpo, lo que les permite fortalecer sus extremidades inferiores.

¿Qué profesionales deben intervenir en las sesiones?

En las sesiones podemos intervenir hasta cinco personas: dos expertas en terapias asistidas con animales, un fisioterapeuta, un auxiliar que ayuda en los ejercicios de fisioterapia y la responsable del área de fragilidad del hospital.

¿Cuánto tiempo tarda en dar resultados esta terapia?

Esta terapia forma parte de la estrategia asistencial que los profesionales del hospital establecen para cada uno de los pacientes ingresados en su unidad de fragilidad. En este sentido, el hecho de que un perro forme parte de la terapia constituye un elemento motivador que hace que ya desde el primer día podamos ver un cambio en la actitud en el paciente y que a nivel físico tengan mucha más resistencia y aguante. También al estar mucho más relajado y abierto, los avances a nivel emocional son claros ya desde el primer día.

“Que un perro forme parte de la terapia constituye un elemento motivador que hace que ya desde el primer día podamos ver un cambio en la actitud en el paciente”

Montse Cantero, responsable de la Unidad de Fragilidad del Hospital Universitari Sagrat Cor, David Pérez, responsable de fisioterapia en el Área de Fragilidad del Hospital, y Summer, terapeuta canino.

¿Por qué se decidió desde el hospital apostar por esta terapia como parte del servicio asistencial al paciente frágil?

En el Hospital Universitari Sagrat Cor disponemos de experiencia con proyectos realizados con terapias caninas de Fundación Affinity en pacientes de otros ámbitos y consideramos que podríamos hacer un excelente e innovador trabajo, en esta ocasión, destinado al paciente frágil.
Para estos pacientes, el ingreso hospitalario comporta un riesgo relacionado con la pérdida de funcionalidad, incontinencia, delirium, desnutrición y otros síndromes geriátricos que deben ser tratados mediante un abordaje multidisciplinar, holísticamente. Conviene evitar que durante la estancia hospitalaria se presenten nuevos aspectos que empeoren su calidad de vida. La interacción con animales favorece la recuperación física, funcional, emocional y cognitiva. Además, incorporar perros a la terapia motiva a los pacientes y mejora su adherencia.

 “La interacción con animales favorece la recuperación física, funcional, emocional y cognitiva.”

¿Cómo se siente el paciente al interactuar con el animal? ¿Qué sentimientos brotan?

Durante el proceso de aprendizaje de los ejercicios que se realizan, el paciente se muestra atento y concentrado, mejora la expresión verbal y no verbal, disminuye la ansiedad, aumenta la movilidad, la coordinación, la autoestima y mejora la capacidad de comunicación, de escuchar al otro y de trabajar en equipo. Además, hemos constatado que los pacientes se relacionan y comunican entre ellos y expresan sus emociones.

Share.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies