Perros de terapia para mejorar las relaciones paternofiliales

0

La Fundación Affinity y la Generalitat de Catalunya, a través de la DGAIA (Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia), han impulsado un programa de terapia asistida por animales de compañía pionero en nuestro país. El objetivo es mejorar las relaciones paternofiliales de los menores tutelados y sus familias.

En esta iniciativa participan actualmente 12 adultos y 10 niños de entre 6 y 16 años, que residen en el CRAE Llar Les Vinyes, situado en Cerdanyola del Vallés (Barcelona). Los niños que viven en este Centro Residencial de Acción Educativa están tutelados por la Generalitat debido a una situación de desamparo familiar por diversas circunstancias.

Objetivos

El objetivo de este programa es mejorar el vínculo entre los menores y sus familias, así como las habilidades educativas de los progenitores o familiares. De esta manera, se consigue que los menores puedan pasar más tiempo de calidad con sus familias y que en caso de que se recupere la tutela haya una mejor convivencia familiar. A partir de la interacción con los perros de terapia, se trabaja en la calidad de las relaciones. Para ello, a través del adiestramiento en positivo y la organización de diversas actividades y dinámicas, se tratan aspectos tan importantes como la comunicación, el sentido de la responsabilidad, la toma de decisiones, la organización y el cuidado personal y a terceros.

El objetivo último del programa es dotar de herramientas a los progenitores / familiares que les permitan poder recuperar la tutela de los menores, reduciendo así el tiempo de estancia en el CRAE. Para ello, se trabaja en las habilidades parentales. Por ejemplo, se trabaja en la definición de límites, horarios saludables y adecuados a las necesidades del menor, en la utilización responsable de la tecnología, creación de espacios comunicativos y rutinas saludables conjuntas, entre otros aspectos.

Organización del programa

El programa se desarrolla gracias también a la colaboración del Ayuntamiento de Cerdanyola del Vallès y el Colegio Público Sant Martí, que ha cedido sus instalaciones para la realización de las sesiones de terapia. El programa tiene una duración de 9 meses, coincidiendo con el curso escolar, en los que de forma semanal se celebran sesiones para los familiares, para los menores y conjuntas. Además, cada 15 días también se organiza una actividad socioeducativa fuera de las instalaciones del colegio, como por ejemplo una excursión al campo o una visita cultural.

“Estamos muy orgullosos de formar parte de un proyecto tan pionero y que está teniendo una gran acogida por parte de los menores y sus familias. Los familiares que participan en el programa están muy volcados en él, y los niños están felices de poder compartir más tiempo de calidad con ellos y participar en diversas actividades con los perros. Estamos viendo cambios muy significativos y positivos. Este programa nos está permitiendo mejorar la relación de los menores con sus familias, un punto que resulta clave de cara a recuperar su tutela en un futuro”, explica Laura Pascual, educadora social en el centro CRAE Llar Les Vinyes.

“El sistema de protección a la infancia tiene como objetivo principal la defensa de los derechos de todos los niños y adolescentes. En el caso de los niños y niñas tutelados por la DGAIA, el trabajo conjunto con la familia -siempre que sea posible- es también una forma de velar por el interés superior del menor, ya que permite reforzar y mejorar los vínculos”, afirma Ester Cabanes, Directora General d’Atenció a la Infància i l’Adolescència (DGAIA).

Beneficios de trabajar con perros de terapia

Fundación Affinity fue la primera entidad en apostar por las terapias asistidas con animales de compañía en España hace 30 años. En ellas se aprovechan los valores intrínsecos del animal – respuesta invariable, fidelidad, incapacidad de emitir juicios de valor, etc. – para facilitar la labor del educador o terapeuta, en este caso con el objetivo de mejorar las relaciones paternofiliales y fomentar un modelo de parentalidad positiva.

“Trabajar con animales hace que la terapia sea una experiencia divertida y reconfortante. El simple hecho de que estén en la sala hace que las familias se sientan seguras y arropadas y, lo más importante: que no se sientan juzgadas. A través del perro creamos diferentes actividades donde el usuario debe comunicarse y guiar al animal, utilizando siempre métodos positivos y de colaboración. Los animales hacen de espejo de cómo se comunican tanto padres como hijos y da la posibilidad de ver realmente como somos y reconducir conductas” explica Maribel Vila, responsable de terapias de Fundación Affinity.

Los beneficios que aporta trabajar con perros son múltiples:

  • Fisiológicos, como la relajación y la disminución de la presión arterial;
  • Cognitivos, favorecen todos los procesos de aprendizaje, la atención y la concentración;
  • Emocionales, mejoran su expresión verbal y no verbal, la empatía y su implicación;
  • Relacionales, mejoran la comunicación, la capacidad de escuchar al otro y de trabajar en equipo.

Los Investigadores de la Cátedra Fundación Affinity “Animales y Salud” de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) evalúan científicamente los datos de este programa con el objetivo de medir su eficacia y la consecución de los objetivos establecidos. Próximamente se dispondrán de datos al respecto.

La Fundación Affinity y la DGAIA: más de 7 años trabajando juntos

Fundación Affinity y la DGAIA llevan más de 7 años colaborando para implementar programas de terapia asistida con animales de compañía que contribuyan al bienestar de los menores tutelados por la Generalitat. Un ejemplo es el programa “Buddies”, dirigido a los adolescentes tutelados que residen en los CRAE, que a través del adiestramiento canino en positivo busca mejorar aspectos emocionales, comunicativos y de convivencia.

Un programa que ha obtenido excelentes resultados, y que avala el trabajo de la Fundación en este ámbito. Los Investigadores de la Cátedra han demostrado que las terapias asistidas con animales de compañía colaboran a mejorar el estado físico, emocional y mental de los menores, contribuyendo a incrementar su autoestima, su confianza y la expresión de sus sentimientos, al sentirse más seguros con los perros.

“Diversos estudios han demostrado ya que las terapias asistidas con animales son efectivas como parte de un tratamiento y que están al nivel de otras terapias para tratar aspectos emocionales y de conducta. Pero con un factor diferencial: la motivación por colaborar con el perro es mayor. Para la Fundación es muy satisfactorio colaborar con la DGAIA para mejorar la calidad de vida de los menores tutelados, y ahora también para ayudar a sus familiares y mejorar su relación”, explica Isabel Buil, directora de Fundación Affinity.

Share.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies