¿Cuál es la importancia de la filtración en los estanques?

0

El estanque ofrece miles de posibilidades para embellecer el jardín y albergar preciosos peces. El equilibrio de la población y la filtración son fundamentales para un buen mantenimiento.

David Verdoy

Para lograr mantener en equilibrio un estanque poblado hay que prestar atención a la capacidad de adaptación y convivencia de las especies elegidas, sin olvidar sus colores y la forma en que se combinan. Un buen ejemplo de estanque armónico es el que incluye Carassius cometa, shubunkin y Jenynsia multidentata, peces pacíficos y no territoriales que conviven sin conflictos.

Los Carassius cometa y los shubunkin visten su cuerpo de colores brillantes. Viven unos 15 años y tienen un tamaño máximo de 20 centímetros. Su resistencia a los cambios de temperatura los hace muy aconsejables. Jenynsia multidentata es un pez de color amarillento con puntos negros. Prefiere vivir en grupos y mide apenas 6 centímetros.

La filtración en los estanques

¿Cómo cuidar de estos peces? Con una buena filtración. Para ello, hay que tener en cuenta la cantidad de peces del estanque para garantizar una concentración de oxígeno suficiente para cada uno: por ejemplo, el carassius necesita 100 litros, y unos 50 ejemplares de Jenynsia se conforman también con 100 litros. Claro que esta regla se puede modificar si se poseen sistemas de filtración especiales para estanques.

Conviene instalar un sistema óptimo de filtrado para mantener el agua del estanque saludable para los peces. Estos necesitan una alta concentración de oxígeno en el agua, ya que una carencia considerable de este elemento puede matar a los peces. Por lo tanto, es altamente necesario en todo estanque (más aún en los menores de 5.000 litros) tener algún tipo de filtración que mueva el agua para, además de “limpiarla”, proteger a sus habitantes.

Independientemente del tipo de filtración (biológica, química o mecánica), existen diferentes tipos de filtros: de superficie o externos, sumergibles, de cascada y presurizados. Aquí van algunas de sus características:

  • El filtro externo sirve para eliminar residuos de la superficie. Normalmente dispone en su interior de varias cámaras recargables que combinan el filtrado químico, biológico y mecánico.
  • Los filtros sumergibles se caracterizan por incorporar una bomba de agua y su función es protegerla del taponamiento, a la vez que eliminan las toxinas del agua.
  • Los filtros de cascada cumplen la misma función que los de superficie, con la ventaja añadida de crear una cascada espectacular que potencia la circulación del agua.
  • Los filtros presurizados pueden incluir un esterilizador/clarificador a base de radiaciones UV, que proporciona una esterilización que acabe matando algas y otras bacterias dañinas para los habitantes del estanque.
Share.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies