Reyes del pequeño arrecife

0

Los acuarios de arrecife de volumen reducido son un opción con muchos adeptos. Las especies a mantener en este tipo de entorno son muy variadas aunque, sin duda, los gobios son los más populares.

Autor: Ángel Garvía. Biólogo.

Freepick

Casi siempre se asocia acuario de arrecife con una instalación grande, voluminosa, de varios cientos de litros. Si bien es cierto que cuanto mayor volumen de agua demos a la urna, más fácil será todo y más posibilidades de elección de habitantes tendremos; no lo es menos que con volúmenes más modestos también se puede montar una pequeña instalación de arrecife; con menos diversidad claro está, pero totalmente funcional.

En acuarios de 80 a 120 litros se puede mantener una variedad de peces marinos mucho más amplia de lo que en principio pueda suponerse, pero seguramente los reyes de este tipo de instalaciones
sean los gobios y peces afines.

Hay por lo menos 20 especies que no superan los 12 cm de longitud y que se comercializan con mayor o menor frecuencia, pues la idea es ofrecer al aficionado un abanico de posibilidades donde elegir y al profesional un apoyo a la hora de buscar en los “stockslist”.

Amblygobius rainfordi (Whitley, 1940)

  • Gobio de Rainford, 6 cm. Indo-Pacífico Occidental. De colores vistosos, cuerpo plateado o verdoso con rayas longitudinales rojizas, no es muy exigente con la calidad del agua.
  • Su reproducción en acuario es una realidad sobre la que se trabaja para lograr su cría con fines comerciales. Mejor mantener ejemplares solos o parejas.
  • Comedor de fondo que acepta todo tipo de alimento, ayuda además a regular las poblaciones de algas. No parece necesitar de modo imprescindible una madriguera.

Amblygobius rainfordi. A. Garvía.

Amblyeleotris aurora (Polunin & Lubbock, 1977)

  • Gobio gamba aurora o de bandas rosadas, 11 cm, procedente del este de África. Cuerpo color crema con tres franjas entre rosa y naranja y de tres a nueve puntos rojos en la aleta caudal.
  • Necesita un sustrato amplio en el que pueda excavar una cueva al cobijo de una piedra plana. Se adapta bien a vivir en acuario si no convive con peces muy competitivos.
  • Acepta sin problemas todo tipo de alimento.
  • En libertad, y en acuario también, vive en cuevas en simbiosis con un camarón pistolero (género Alpheus), que limpia el habitáculo mientras los movimientos del pez le advierten de la presencia de posibles depredadores.

Amblyeleotris randalli (Hoese & Steene, 1978)

  • Gobio gamba de Randall. 9 cm. Pacífico Occidental.
  • De comportamiento, facilidad de mantenimiento y librea similar al anterior, se diferencia por tener el cuerpo blanquecino y siete franjas de tonalidades ocres transversales y estrechas.
  • La presencia de un ocelo negro en la base de la primera aleta dorsal es un carácter determinante.

Cryptocentrus cinctus (Herre, 1936)

  • Gobio amarillo o de azufre. 10 cm. Pacífico Occidental. Se conocen dos variantes cromáticas, con bandas verticales claras y oscuras o íntegramente amarilla, ambas con punteado azulado.
  • También puede vivir en simbiosis con camarones del género Alpheus.
  • Requiere una amplia capa de sustrato arenoso en el que poder excavar. Casi nunca se aleja mucho de su refugio y se queda nadando cerca del fondo.
  • Se adapta muy bien a la vida en cautividad, no da problemas a la hora de alimentarse e incluso se reproduce ocasionalmente en acuario.

Cryptocentrus leptocephalus (Bleeker, 1876)

  • Gobio gamba de puntos rojos. 10 cm. Pacífico Occidental. Cuerpo con color basal crema amarillento, con numerosas manchas rojizas bordeadas o no de azul y punteado azulado en la zona de la cabeza y el dorso.
  • Prácticamente las mismas necesidades en acuario que la especie anterior, aunque rara vez excava su refugio, sino que aprovecha las oquedades de las rocas.
  • Su costumbre de asentarse sobre los corales puede provocar que se retraigan demasiado algunas especies delicadas.

Cryptocentrus leptocephalus. A Garvía.

Algunos no son auténticos gobios

Los componentes de la familia Gobiidae son conocidos como gobios verdaderos. La mayoría de sus especies tienen un tamaño reducido y una buena parte de ellas presentan un colorido llamativo y se adaptan a vivir en cautividad en instalaciones de arrecife de volumen reducido.

Hay otras dos familias de peces, Ptereleotridae y Callionimidae, que tradicionalmente se asocian a los gobios, de hecho son denominados de modo vulgar gobios dardo y gobios mandarín, respectivamente. Desde un punto de vista estrictamente científico no lo son, pero desde un punto de vista acuariófilo comparten las características antes mencionadas.

Autor: Ángel Garvía. Biólogo.

Share.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies