¿Conoces el género Tropheus?

0

El género Tropheus lo forman varias especies, con  un gran número de variantes de coloración según cuál sea su procedencia.

Víctor Ángel Costa Barber
Experto en cíclidos

El género Tropheus lo forman entre 4-6 especies (según autores ya que no hay un acuerdo común en la nomenclatura); dentro de cada especie hay un gran número de variantes de coloración según la distribución que ocupan en los 2.000 kilómetros de costas que tiene el lago Tanganica. Estos kilómetros hacen que existan más de 120 libreas diferentes de Tropheus y a menudo se informa de nuevas especies descubiertas que aún no han sido catalogadas

Las especies de Tropheus son el T. annectens, T. dubosi, T. Brichardi, T. moorii y hay otras dos especies, los T. black y los T. red, que están en entredicho; según unos autores pertenecen a subespecies de T. moorii, otros piensan que son otras libreas más de T. moorii y otros consideran que son especies totalmente diferenciadas de T. moorii.

Comportamiento

El comportamiento de estos peces es la causa principal de que sean tan adictivos; una vez que has mantenido una especie no puedes parar de montar acuarios para probar con otras especies. Son peces de cardumen muy activos, nerviosos y bastante agresivos entre ellos aunque no estén en período de cría. No son aptos para principiantes ni gente que nunca haya mantenido cíclidos africanos debido a su especial comportamiento.

Viven en las costas del lago Tanganica y se alimentan de las algas que cubren las rocas que forman su territorio. Suelen estar agrupados en colonias establecidas con una jerarquía perfectamente marcada y cualquier cambio en la misma provoca una total reestructuración, muchas veces letal para los individuos más débiles o los machos que han peleado por el poder. No pretendo asustar describiéndolos como peces salvajes y agresivos, tan sólo concienciar a los comerciantes de que no son peces para tomar a la ligera, no son ejemplares para mantener en acuarios pequeños, ni en solitario ni sólo una pareja.

A pesar de todo lo dicho son los peces con más personalidad que he mantenido. Cuando el cuidador del acuario se acerca se pegan al cristal y van de lado a lado siguiéndolo a donde vaya. Si metes la mano no son peces que huyan sino que se dejan acariciar y con mucha facilidad comen de la mano del cuidador. Todo ello hace que sean de los peces más apreciados por los aficionados a los cíclidos africanos.

Mantenimiento

Son unos peces con un tamaño adulto de 13-14 cm, que puede variar según la especie que tratemos y la alimentación que haya recibido durante su etapa juvenil así como del espacio en el que ha vivido y el estrés que ha sufrido. Lo ideal es empezar con un grupo de 12 ejemplares como mínimo y no quitar ni poner ningún ejemplar una vez establecidos en un acuario, ni tampoco realizar cambios de decoración de ningún tipo para no modificar las jerarquías establecidas.

Suele ser una buena práctica la superpoblación controlada del acuario para que las peleas estén más repartidas entre todos los congéneres. Es básico que poseamos más hembras que machos; una buena proporción es que por cada 3 hembras haya un macho. Así las agresiones se reducirán en buena medida.

La compatibilidad con otros peces es bastante reducida y lo mejor es mantener esta especie sola en acuarios específicos debido a su especial carácter y sobre todo a su poco común alimentación que es la vegetariana estricta.

Comportamiento y mantenimiento de los Tropheus en el acuario Clic para tuitear

4 consejos básicos

  • Poner un mínimo de 12 ejemplares para acuarios siempre mayores de 200 litros.
  • Aburrir a los peces con la alimentación, dar siempre la misma comida y no hacer variaciones bruscas.
  • Dar sólo comida vegetal.
  • A más piedras, más agresividad. Poner uno o dos montones aislados de roca como mucho.

Reproducción

La mejor manera de reproducir y mantener los Tropheus es consiguiendo un macho por cada tres hembras pero mantener siempre al menos a 12 ejemplares de la misma especie juntos.

El tipo de incubación es oral o bucal. El macho conduce a la hembra con vibración y espasmos a un lugar excavado en la arena en el cual mediante semicírculos cíclicos la hembra va poniendo huevo a huevo en la arena, éstos son fertilizados y acto seguido puestos en la boca de la hembra; esto se realiza cerca de 30 veces. El número de huevos varía según la especie, la edad y la alimentación recibida. Lo general son 7-12 alevines totalmente formados a las 3 semanas de incubación pero he llegado a ver 35 huevos en la boca de una hembra de Tropheus duboisi llegando a buen término 20 de ellos.

Share.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies