“Es muy frecuente que un perro alérgico en esta época tenga picores, problemas de piel, e incluso, problemas digestivos”

0

La llegada del buen tiempo invita a los clientes a salir a pasear con sus perros al campo, al monte o a la playa. En esta entrevista, María Navarro, veterinaria y redactora de Wamiz, nos expone cuáles son los principales peligros sobre los que les deberíamos prevenir.

María Navarro, veterinaria y redactora de Wamiz

¿Cuál es la principal recomendación sobre prevención y salud que un profesional debe dar a los clientes dueños de un perro sobre los paseos en primavera?

Salir a pasear por la naturaleza en primavera, acompañado de tu perro, puede ser un gran aliado, por sus múltiples beneficios. Pero también puede ser un momento de muchos peligros para el animal.

El peligro más significativo lo componen los vectores: pulgas, garrapatas y mosquitos. Aparte los problemas que producen sus picaduras en la piel, son transmisores o vectores de enfermedades importantes en el mundo canino como la leishmaniosis, la dirofilariosis y la ehrlichiosis, entre otras muchas.

Por este motivo, se debe hacer mucho hincapié en que los perros deben ir protegidos activamente frente a estos vectores, ya sea con pipetas, collares antiparasitarios o comprimidos.

El propietario debe tener clara la duración de cada uno de los productos antiparasitarios para renovar su aplicación cuando sea necesario y no dejar a su perro desprotegido.

¿Están también los gatos expuestos a algún peligro extra en primavera? ¿Cuáles son los destacables?

No es muy común que la gente pasee a los gatos. Lo habitual es que el gato viva en una vivienda con o sin acceso al exterior. Obviamente, un gato con acceso al exterior va a estar mucho más expuesto a peligros que uno que no sale de casa.

  • Pulgas, garrapatas y mosquitos. Al igual que ocurre con los perros, es frecuente que en esta época del año un gato con acceso al exterior se infeste de estas plagas tan indeseadas. Aunque el gato no salga, si convive con otro animal que sale al exterior, debemos desparasitar a ambos.
  • Con el fotoperiodo creciente, las gatas salen en celo y, por tanto, aumentan las peleas por aparearse. Si se tiene un gato sin esterilizar dentro de casa, hormonalmente tendrá la necesidad de salir de casa. Por tanto, se recomienda la esterilización preventiva de machos y hembras para evitar peleas, transmisión de enfermedades por contacto con gatos sin vacunar, atropellos y pérdidas.
  • Todos sabemos de la curiosidad de estos felinos. No es de extrañar encontrarlos jugando con avispas o arañas. En esta época de año proliferan todos estos insectos y, por ello, es importante poner mosquiteras o redes en las ventanas en casa. Aparte de evitar que entren los insectos, también evitarán caídas innecesarias.
Y en el caso de los perros ¿qué otros riesgos destacaría?
  • Peleas y pérdidas: según la zona, pueden encontrarse animales salvajes (jabalíes), o domésticos (ganado con su perro pastor). Si el perro no está atado puede haber una pelea. O también se puede perder siguiendo un rastro.
  • Golpe de calor: hay que tener cuidado con los días más calurosos ya que los perros no sudan como los humanos para reducir su temperatura corporal. Lo que ocurre en el golpe de calor es que la sangre abandona los órganos principales para dirigirse a la piel y eliminar calor. Por tanto, se pueden producir daños orgánicos irreversibles en casos graves.
  • Alergias: las más frecuentes son a insectos como la pulga, al polen, a algunas plantas y alimentos. Es muy frecuente que un perro alérgico en esta época tenga picores, problemas de piel, e incluso, problemas digestivos. Al mínimo síntoma hay que acudir al veterinario.
  • Picaduras de insectos: los perros son bastante curiosos, los humanos utilizan las manos para reconocer un objeto y ellos utilizan la nariz y la lengua. De esta manera, es bastante habitual que se produzcan picaduras, sobre todo de avispas, en la zona de la nariz y el morro.
  • Procesionaria: en zonas de pinos es frecuente encontrar orugas procesionarias. Suelen ser de unos 5 cm, con pinchitos y van en fila. Bajan de los árboles para enterrarse en el suelo y así terminar su ciclo. Los pelitos que presentan en su superficie son urticantes y producen una reacción alérgica al contacto con el perro. Se debe acudir inmediatamente al veterinario en caso de contacto.
  • Envenenamientos: en las zonas cultivadas es frecuente que se utilicen pesticidas para las plagas. Si un perro come hierba de esa zona puede intoxicarse, presentando vómitos, apatía, síntomas nerviosos, y en casos graves la muerte. Si aparecen estos síntomas, también hay que acudir al veterinario.
Share.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies