Lucha contra la obesidad

0

Desde el comercio especializado se puede ayudar a que los propietarios tomen conciencia y actúen para evitar y combatir la obesidad en sus animales de compañía.

La obesidad se ha conver­tido en uno de los problemas más graves y preocupantes en el terreno de la salud y el bienestar de los animales de compañía. Desde hace algún tiempo los veterinarios hablan de epidemia para referirse al sobre­peso de las mascotas, y los datos muestran que cada vez son más los ani­males que padecen de esta enfermedad.

Problemas de salud

Los perjuicios que el sobrepeso trae consigo son muchos: mayor propensión de las mascotas a patologías como dia­betes, problemas de articulaciones, enfer­medades respiratorias, complicaciones de corazón y de presión sanguínea, e incluso cáncer. Del mismo modo, un animal obe­so tendrá mayor dificultad para moverse y desarrollar un modo de vida normal y saludable, con lo que se entra en un círcu­lo vicioso del que se hace difícil salir. En general, se considera que un animal obeso puede vivir dos años menos que otro que se mantenga dentro de un peso correcto.

El papel del propietario

Aunque también pueden influir otros factores, como pueden ser problemas ge­néticos o de metabolismo, una de las cla­ves fundamentales para que las mascotas no tengan sobrepeso está en el papel de los propietarios en el man­tenimiento de su salud. Y un aspecto muy importante es que estos tengan una buena información y una correcta concienciación de lo importante que es una alimentación correcta para que el animal que tiene a su cargo esté más sano.

Aconsejar bien

Como en otros campos que tienen que ver con la salud, la asesoría de un profe­sional, en este caso un veterinario, es fun­damental. Pero desde los comercios espe­cializados también se puede contribuir a combatir el sobrepeso de los animales de compañía, aconsejando a los propietarios que vayan a comprar alimento para sus mascotas. Es evidente que el responsable o empleado de un comercio especializado no puede determinar de una manera absoluta un remedio para la obesidad de un animal, pero puede señalarle al propietario algunas cuestiones que influirán en la salud y el co­rrecto peso de las mascotas.

Sobre la importancia de informar co­rrectamente a los consumidores puede recordarse un estudio realizado por inves­tigadores de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, que observó cómo las preferencias de los propietarios a la hora de adquirir dietas comerciales influía en que los perros fueran obesos. Para ello se realizó una encuesta a cerca de 200 propietarios de perros con peso normal y obesos. Los resultados obtenidos seña­laban que los propietarios de perros con sobrepeso daban mayor importancia al bajo precio y a ofertas especiales de dietas comerciales respecto al grupo de dueños de perros con peso normal.

Del mismo modo, estos propietarios de perros obesos confesaron darle me­nor importancia a la presentación del producto, la calidad de los ingredientes y la composición nutricional.

Falta de percepción

Otro estudio también puso de ma­nifiesto la importancia de que los propie­tarios se conciencen sobre este problema: una investigación desarrollada por la Aso­ciación para la prevención para la obesi­dad de las mascotas ha puesto el dedo en la llaga en un hecho fundamental: muchos propietarios de perros y gatos no son conscientes de que sus animales de compañía padecen de sobrepeso. Según un estudio realizado el pasado otoño, de 1.421 animales observados el 57,6 % de los gatos y el 52,6 % de los perros tenían sobrepeso u obesidad. Pero más preocu­pante aún es que una abrumadora mayo­ría de los propietarios consideraba que su animal estaba en un peso normal.

La batalla contra la obesidad animal también se libra en los comercios Clic para tuitear

Desde el comercio

La ayuda que los comercios especializados en mascotas pueden aportar a quienes tienen animales con sobrepeso no se limita únicamente a aseso­rarles en cuestiones de alimento. La obesidad es una enfermedad que se produce porque hay un aporte energético mayor que el que se consume; es decir, el abordaje puede hacerse mediante comida light (recuerda, no de prescripción, sino baja en calorías), pero también mediante la estimu­lación del ejercicio del animal, lo que motivará que la mascota “queme” más energía. La habituación al ejercicio en un animal obeso debe hacerse paulatinamente, y más si no está acostumbrado a ello. Por ello, no está mal recordarle al propietario que en las tiendas especializadas podrá encontrar numerosos juguetes y accesorios, algunos de los cuales ade­más permiten que la mascota se mantenga entretenida y se ejercite al mismo tiempo. Debe por tanto señalarse que este tipo de artículos no solo estimulan a la mascota y pueden contribuir a prevenir el sobrepeso, sino que también refuerzan el vínculo entre el propietario y el animal.

Share.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies