Un estudio prueba los beneficios de las videollamadas entre loros domésticos

0

Los loros mostraron un aumento de los comportamientos sociales como acicalarse, jugar y cantar, y sus cuidadores señalaron que habían mejorado su vínculo con ellos.

Un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Glasgow y la Universidad del Nordeste de Estados Unidos ha descubierto que los loros domésticos pueden beneficiarse de las videollamadas con otros loros.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron mil horas de grabaciones en vídeo del comportamiento de 18 loros domésticos, recopiladas durante tres meses. A las aves se les enseñó a llamarse entre sí con la ayuda de sus cuidadores, a quienes se les pidió que registraran la experiencia de sus mascotas.

Aumento de los comportamientos sociales

Los hallazgos del estudio mostraron que los loros participaban con mayor regularidad en comportamientos sociales como acicalarse, jugar y cantar. Los loros que hacían más llamadas también recibían más llamadas a cambio. Los dueños de los loros también señalaron que había mejorado el vínculo con sus mascotas.

El estudio se llevó a cabo para ayudar a enriquecer la vida de los loros domésticos, que pueden carecer de los estímulos adecuados para satisfacer sus altas necesidades sociales, cognitivas y emocionales. En la naturaleza, muchas especies de loros viven en grandes bandadas, por lo que cuando se les mantiene solos en cautiverio pueden desarrollar problemas psicológicos que pueden manifestarse como balanceo, ritmo excesivo o conductas autolesivas como arrancarse las plumas.

Observa su comportamiento en este vídeo.

Entrenamiento y desarrollo de las videollamadas

Los investigadores entrenaron a los loros durante un periodo de dos semanas, durante el cual se les enseñó a tocar una campana cuando querían hacer una llamada. Con la ayuda de sus dueños, los loros tocaban la foto de otra ave en la pantalla de una tablet para activar la llamada.

Las llamadas estaban estrictamente limitadas a no más de cinco minutos, y los propietarios terminaban la llamada tan pronto como el ave perdía el interés. Durante las dos semanas se realizaron un total de 212 llamadas. Después del periodo de entrenamiento inicial, se realizaron 147 llamadas más entre los loros ayudados por sus dueños, durante un periodo de dos meses.

La Dra. Jennifer Cunha, coautora del estudio de la Universidad del Nordeste, ayudó a seleccionar y entrenar a los cuidadores de los loros. La Dra. explica: “Vimos algunos resultados realmente alentadores en el estudio. Los loros parecían darse cuenta de que realmente estaban interactuando con otras aves en la pantalla y su comportamiento a menudo reflejaba lo que esperaríamos de las interacciones en la vida real entre este tipo de aves. Algunos de los participantes aprendieron a buscar alimento por primera vez, y un cuidador señaló que su pájaro voló por primera vez después de hacer una llamada. Todos los participantes en el estudio dijeron que valoraban la experiencia y que querrían continuar realizándola en el futuro”.

 

El estudio "Birds of a Feather Video-Flock Together: Design and 
Evaluation of an Agency-Based Parrot-to-Parrot Video-Calling System 
for interspecies Ethical Enrichment" ha sido publicado por la 
Association for Computing Machinery.
Share.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies