Los cachorros nos harán ricos

0

Educar a los propietarios sobre las necesidades de sus cachorros hará que tengamos clientes fieles, perros felices y negocios prósperos.

cachorros

Alba Benítez
Etóloga canina, periodista y consultora de MKT y Comunicación para empresas del Pet Market
Fundadora de SimiperroHABLARA.com

¿Un nuevo cliente? ¿Con un nuevo ca­chorro? ¡Qué buena noticia! Si sabemos educarlo (me refiero al cliente), nos hare­mos tan ricos como queramos. Una fór­mula mágica que tiene mucho que ver con el bienestar animal…

Educar para vender

Vender una vez, un producto o un ser­vicio, a un cliente, es algo que sabe hacer casi todo el mundo. Vender más de una vez, más de un producto o un servicio a un mismo cliente es algo un poco más complejo. Vender muchas veces, muchos productos o servicios a un mismo clien­te… ¡eso ya son palabras mayores!

El secreto para la venta recurrente en un sector como el nuestro es la fideliza­ción del cliente. Tanto si es ese mismo cliente quien tiene que volver a consumir nuestros productos o servicios como si pretendemos que los prescriba, la clave es lograr que confíe en nosotros. O sea, fidelizarlo.

Pero en el mercado del animal domés­tico ocurre una cosa muy curiosa: fide­lizar nunca fue tan sinónimo de educar como en este sector.

Educar al cliente sobre el concepto de bienestar animal es lo que, ciertamente, nos hará ricos. Vamos a ver de dónde sale esta reflexión.

Los cachorros son la clave

¿Hay algo más enternecedor e ilusio­nante que un cachorro? ¡Ahí está parte del secreto! Hay que aprovechar ese mo­mento tan sensible para lanzarle a nues­tro cliente los mensajes adecuados.

La llegada a casa de un cachorro es un momento muy propicio para explicarle las ideas básicas sobre bienestar canino/ felino que necesitamos que conozca. En realidad, no sólo necesitamos que las co­nozca sino que las integre en su día a día, por dos razones fundamentales:

  1. Porque solo si el propietario entiende las necesidades de su animal querrá atenderlas haciendo uso de nuestros productos y/o servicios.
  2. Porque solo los negocios que buscan el verdadero bienestar animal tienen (¡y mantienen!) éxito en este sector.

El objetivo de cualquier empresa o punto de venta especializado en anima­les es convertirse en referente de aque­llos productos o servicios que ofrece. Ello solo se puede lograr ganándose el aprecio del público al que uno se dirige (su target).

Convencer a un propietario de la im­portancia de dedicarle tiempo y atencio­nes a un animal es mucho más sencillo cuando ese animal acaba de llegar a la familia, es la novedad y el centro de aten­ción. El propietario está especialmente receptivo y la conversación resulta más fácil, más provechosa.

Por cierto, cabe recordar que las con­versaciones no sólo se desarrollan en las tiendas físicas. Blogs y redes sociales son maravillosos lugares de encuentro entre las marcas y sus públicos.

Garantes del bienestar animal

Los profesionales del sector del ani­mal doméstico tenemos la responsabi­lidad de velar por el bienestar animal. Nuestra misión no es sólo hacer crecer nuestro negocio sino construir una so­ciedad sensible y respetuosa con los animales de otras especies diferentes a la nuestra.

Poner la mirada en el corto plazo no hace grande a ninguna empresa y a ningún proyecto. Ponerla en el futuro, sí. Y el futuro del pet market es la concien­ciación sobre el bienestar animal.

Todavía está muy arraigado el con­cepto de animal doméstico como objeto, y no como sujeto. La propia legislación española contribuye a consolidar esa percepción al referirse a los animales como bienes susceptibles de apropia­ción y libre disposición por parte de sus propietarios. Es algo que ya está supe­rado en países como Alemania, Austria, Suiza o Francia.

Sin embargo, desde la antro­zoología se nos recuerdan una y otra vez los benefi­cios de la interacción y el vínculo humano-animal.

Un objeto nunca daría tantas satisfacciones emocio­nales como da la convivencia con un pe­rro o un gato en la familia. Simplemente, porque un perro o un gato no son un objeto, sino animales sociales y capaces de mantener un relación afectiva (afilia­tiva, si se prefiere) con nosotros.

Cuidar esa nueva concepción de los animales de compañía como sujetos y educar en el trato amable y respetuoso hacia ellos es la mejor manera de asegu­rar que vamos a seguir vendiendo pro­ductos y servicios para atender sus ne­cesidades. En realidad, es la única forma de darle sentido y proyección de futuro a nuestra profesión.

cachorro-dachshund

Decir “No” es una buena estrategia de venta

El mejor profesional no es aquel que vende lo que le pide el cliente sino el que sabe recomendarle otra cosa que puede funcionarle aún mejor.

Atreverse a negar una venta cuando ésta no atiende al bienestar animal, es una sabia decisión. Sobre todo ante el desconocimiento y la ilusión desatada de algunos propietarios de cachorro, dispuestos a comprar más allá del sen­tido común…

Incluso cuando el importe de la venta resulte tentador, no la cerremos si no es­tamos convencidos de que va repercutir positivamente sobre el confort del ani­mal, y no sólo sobre el del propietario.

Como ya dije en alguno de mis artícu­los publicados en EspeciesPRO, no tomar en cuenta el bienestar del perro o el gato repercutirá también, de forma ne­gativa, sobre el grado de satisfacción del cliente. Y eso, a su vez, sobre el resultado de la venta y la fidelización.

Saber decir no a una venta también nos hará ricos. Que no se nos olvide.

Atreverse a negar la venta de un animal cuando ésta no atiende a su bienestar es una sabia decisión Clic para tuitear

En conclusión

La llegada de un cachorro a la familia es un momento ideal para sensibi­lizar al cliente sobre la responsabilidad de la vida que tiene entre manos. Está especialmente receptivo y debemos aprovechar la circunstancia para hacerle llegar nuestro mensaje. Tenemos que hacerlo por el bien de nuestro negocio y porque los animales merecen que actuemos como garantes de su bienestar.

Todos los profesionales que trabajamos en el sector del animal doméstico debemos esforzarnos por educar a nuestros clientes en el trato respetuoso hacia sus animales. Nuestros productos y servicios tienen un destinatario final doble: el binomio propietario-animal. Cualquier venta que no tenga en cuenta el confort y el bienestar de ambos por igual, no tiene futuro, no tiene sentido.

Share.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies