Las cuatro estaciones del estanque

1

Cada periodo del año requiere sus propias tareas de cuidado y mantenimiento de un estanque. Hacemos un recorrido por las cuatro estaciones.

Pablo J. Saubot

Sin duda el verano es el periodo donde los peces se muestran más activos en el estanque, comen más, nadan más rápido, etc. Además, pueden llegar a reproducirse en las primeras semanas del verano dependiendo de la temperatura. También es el mejor periodo para introducir nuevos integrantes en el estanque. Agregar nuevos inquilinos, sobre todo al principio de los meses de calor, asegurará que se adapten perfectamente a las condiciones propias del estanque y disminuirá las posibilidades de muertes por mala aclimatación, dado que las concentraciones de O2, temperaturas, presiones y calidad del agua son estables y están dentro de los rangos óptimos para estos peces.

Durante el otoño los peces comenzarán a generar grasas para el invierno. En estos meses es conveniente no realizar grandes modificaciones en el estanque que alteren el equilibro tan necesario para los peces para poder entrar a hibernar de manera óptima. No es conveniente introducir ejemplares nuevos durante el otoño dado que los cambios climáticos son algo fuertes y no se aclimatarán de manera perfecta, sobre todo si la superficie del estanque se congela durante el invierno.

Llega el invierno

En el invierno, denominada estación muerta en el estanque, tenemos que distinguir entre aquellos estanques donde se congela su superficie de los que no.  En los que se congela la superficie veremos a los peces hibernar en el fondo, moviéndose sólo lo mínimo necesario y con respiración lenta debido a su bajo movimiento y alta concentración de O2 a baja temperatura. Gastan todas sus reservas de energía (acumuladas en el otoño) para sobrevivir. Cuanto más estable y equilibrado esté el estanque, mejor hibernación tendrá el pez. En los estanques donde no se congela la superficie podremos ver a los peces hibernar aunque de manera un poco más activa. Puede que naden libremente cerca del mediodía cuando la temperatura aumente un poco. De más está decir que durante el invierno no se deben introducir peces en el estanque.

La primavera es una temporada bastante importante, teniendo como base al pez. Primero porque es un periodo donde los peces salen de manera rápida del reposo invernal para llegar a su máximo movimiento durante el verano. Segundo, es cuando algunas especies de estanque se reproducen. Esto último está ligado a las precipitaciones y cambios de temperatura diurna. Además, la primavera es la época donde mayores probabilidades de enfermedades hay en el estanque, sobre todo en aquellos donde se congeló la superficie durante el invierno. El motivo es bastante simple, en pocas semanas el pez sale del aletargamiento casi total al nado libre aumentando su metabolismo; sus defensas deben aumentar al mismo tiempo (no siempre lo hacen) para combatir, sobre todo, ciertas enfermedades bacterianas. Para que esto no perjudique al pez se utilizan alimentos balanceados específicos para aumentar las defensas durante la primavera. También existen filtros específicos, como esterilizadores UV, para minimizar la presencia de bacterias en estadio natatorio, hongos, etc. en el agua del estanque.

Share.

1 comentario

  1. Pingback: Tres alternativas a los tradicionales peces de estanque - especiesPRO | publicación para comercios de animales de compañía

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies