Claves para el mantenimiento de estanques en primavera (I)

1

El mantenimiento de estanques cuando llega la temporada primaveral es importante para disfrutar de ellos durante el buen tiempo. Aquí tienes unos cuantos conceptos que puedes exponer a tus clientes para facilitarles la creación de un ecosistema acuático natural y equilibrado.

estanque

Carlos Temperán
Biólogo
www.jardinesacuaticos.es

El objetivo de la jardinería acuática es la creación de un ecosistema acuático na­tural y equilibrado, de bajo mantenimien­to, que permita a los aficionados tener más tiempo de relajación para disfrutar de sus paraísos acuáticos, en vez de estar preocupados por el mantenimiento.

Es necesario comprender que en un jardín acuático se está lidiando con un sistema ecológico completo, en el que cada elemento (peces, plantas, microor­ganismos, sustratos, etc.) depende de los demás para que funcione correctamen­te. Por eso es muy importante tener una comprensión básica de la ecología acuáti­ca y saber cómo funciona, al igual que se aprende a andar en bicicleta.

Cada jardín acuático es una pieza más, como una parte del rompecabezas na­tural de su entorno. Un estanque es un ecosistema ecológico integrado por una comunidad de elementos vivos —bióticos (aves, peces, ranas, plantas y muchos mi­croorganismos)— y los componentes no vivos —abióticos (agua, aire, rocas, grava y energía solar)—, todos interactuando entre sí y poniendo en común los recur­sos disponibles en un área definida. De ahí que lo primero sea conocer las princi­pales propiedades de la química del agua.

Calidad del agua

Hay muchos factores que influyen en la calidad del agua, pero probablemente los más destacables son las sales minerales que se encuentran disueltas en ella. Estos elementos se suelen medir y cuantificar en equivalencia a los valores expresados como dureza, pH, alcalinidad y nutrientes.

Dureza

Hace referencia a la cantidad de calcio y magnesio disueltos en el agua. El agua se denomina “dura” cuando los niveles son de 300 ppm (partes por millón o mi­ligramos por litro) o más.

Alcalinidad

Hace referencia a la cantidad de calcio y magnesio en forma de carbonato y bicar­bonato cálcico (CO3Ca y HCO2Ca) disuel­tos en el agua, expresada en ppm. Cuanto más altos son los niveles de alcalinidad, más se convierte el agua en “atrapador” de hidrógenos y el pH aumenta. Por tanto, cuanto mayor sean la dureza y los valores de alcalinidad, menor será la probabili­dad de que el pH tenga fluctuaciones y se mantenga más estable o tamponado.

pH

Se mide en una escala numerada de 1 a 14. Un pH de 7 es neutro, lo que significa que los iones hidrógeno e hidroxilo están en completo equilibrio. Por encima de 7 se llama pH básico y por debajo de 7 pH ácido. Los niveles de pH en un estanque implican a muchas variables. Esto hace muy difícil, y poten­cialmente peligroso, usar productos quí­micos para cambiar los niveles de pH del estanque. Si el cliente tiene agua dura es probable que incluso añadiendo grandes cantidades de productos químicos no se cambie inmediatamente el pH. Entonces, de repente, se puede caer drásticamente, causando que todo el sistema se bloquee y colapse ecológicamente.

Kits de análisis para el mantenimiento de estanques

Hay que ser precavido con los kits del agua y su análisis. La mayoría de las per­sonas inexpertas que comienzan jugando con ellos terminan haciendo más daño a su estanque que bien. Esto se debe a que es muy difícil influir y variar la calidad y la gestión del agua en un estanque al aire libre utilizando productos químicos. Evitemos que los clientes caigan en la tentación de convertirse en esclavos de los test del agua.

Claves para el mantenimiento de estanques en primavera Clic para tuitear

peces estanque

Nutrientes

Macronutrientes

Otros “ingredientes” inorgánicos de la calidad del agua que hacen que la vida natural funcione al 100 % son los tres ma­cronutrientes que se encuentran en las típicas mezclas de fertilizantes comercia­les. Cuando leemos el prospecto de un fertilizante que dice 20-10-20, estos nú­meros se refieren al tanto por ciento de nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K), conocido como la fórmula NPK. Son los nutrientes más importantes para el ópti­mo crecimiento de las plantas.

Micronutrientes

Otro tipo son los 14 micronutrientes ne­cesarios para la vida: boro, carbono, calcio, cloro, cobre, hierro, hidrógeno, magnesio, manganeso, molibdeno, níquel, oxígeno, sodio, azufre y cinc. Cada uno es reque­rido en diferentes proporciones por los diversos tipos de organismos que pueblan el ecosistema del estanque, y tiene una función muy específica e importante en el nivel celular de todas las formas de vida.

Coloración del agua

La materia orgánica en el estanque pue­de estar en forma sólida —excrementos de peces o restos de comida— llamada materia en suspensión (MES) y que si es muy abundante puede provocar turbidez del agua, o en forma disuelta (MOD), que es un subproducto en descomposición de la materia orgánica del fondo del estanque o los taninos de los vegetales, y que si está en cantidades elevadas provoca la colora­ción marronácea (color té) del agua y tien­de a ser ligeramente ácida. Esto no influye en la salud de los peces o plantas, pero sí puede ofrecer una imagen “sucia” del estanque. De ahí la importancia de cono­cer el ciclo anual del estanque y realizar el mantenimiento estacional en cada época.

 

Share.

1 comentario

  1. Pingback: Conoce mejor los estanques ecológicamente equilibrados - especiesPRO | publicación para comercios de animales de compañía

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies