Recomendaciones contra el mareo del gato

0

Muchas personas son conscientes de los signos de mareo y el efecto que puede tener en unas vacaciones relajantes. Pero, ¿sabías que el mareo también puede afectar a las mascotas? Y una mascota enferma no es un compañero de viaje feliz.

www.freepik.es

El mareo es una enfermedad asociada al movimiento, como en un coche, un barco o un avión. Como las vacaciones normalmente implican viajar, las mascotas propensas a marearse no siempre disfrutan del viaje hasta el destino final.

La causa del mareo es la estimulación del aparato vestibular ubicado en el oído interno. Cuando se estimula este aparato, la mascota se siente mareada y pueden aparecer náuseas. Normalmente, los signos del mareo se detienen cuando el vehículo deja de moverse.

Signos de mareo

Es recomendable percibir cuándo una mascota comienza a marearse para poner remedio antes. Normalmente comienzan a babear, sienten náuseas e incluso pueden sufrir vómitos o diarrea.

Si se sabe que una mascota tiene mareos que no son fáciles de tratar, tal vez su propietario deba reconsiderar la posibilidad de llevarla o no de vacaciones.

Tratamiento

Hay varias maneras de tratar e incluso superar el mareo:

Acondicionamiento

A menudo, los signos pueden superarse condicionando a la mascota a viajar. Los viajes lentos, cortos y frecuentes en el vehículo, aumentando gradualmente la duración del viaje, pueden ayudar a acondicionar al gato.

Fármacos contra el mareo

Algunos gatos no pueden ser acondicionados y es necesario tomar medicamentos. Los que se utilizan comúnmente para ayudar a reducir las náuseas asociadas con el mareo por movimiento incluyen la difenhidramina, la meclizina y el dimenhidrinato. Estos medicamentos están disponibles sin receta médica, pero nunca deben utilizarse a menos que un veterinario los recomiende específicamente. La dosis y el uso adecuados son cruciales para tratar y disminuir eficazmente los signos de mareo.

Sedantes

Para algunas mascotas, el mareo y la ansiedad asociados con los viajes son tan graves que se necesitan sedantes. Los sedantes comúnmente usados incluyen la acepromazina y el fenobarbital. Estos están disponibles bajo prescripción médica y deben utilizarse con precaución en los animales que viajan en avión porque pueden tener efectos secundarios. En una bodega de carga, hay poca supervisión directa de los animales, por lo que los efectos secundarios pueden pasar desapercibidos. Además, hay pocas posibilidades de que una mascota pueda recibir ayuda médica mientras el avión está en el aire.

Otras recomendaciones

Se recomienda que los gatos viajen dentro de su transportín. Es un lugar seguro en todos los sentidos: seguridad física dentro del coche y seguridad mental porque es una zona ya conocida por él. Además la zona menos mareante se considera el suelo, bien sujeto y detrás de uno de los asientos delanteros.

El propietario debe tener en cuenta evitar que le dé directamente el chorro del aire acondicionado.

Se recomienda parar cada dos horas para que pueda beber agua, comer y hacer sus necesidades, pero cuidado no salga corriendo.

Finalmente recuérdales a tus clientes que jamás deben dejar a su mascota en el interior del vehículo, ya que quedará expuesto a sufrir un golpe de calor.

Share.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies