Problemas de salud en verano: quemaduras y traumatismos

0

Durante la época estival aumenta la incidencia de numerosos problemas de salud. Algunos requieren una atención inmediata en el lugar del incidente, mientras que otros deben ser atendidos en el centro veterinario con mayor o menor premura. En esta ocasión Aine Sánchez, auxiliar técnico veterinario de la Clínica Veterinaria A Marosa nos recuerda algunas precauciones que conviene tomar. Recuérdaselas a tus clientes.

Cuidado con las quemaduras

Protección en animales de capa blanca

En animales de capa blanca la exposición directa a la luz solar puede dar lugar a una dermatosis solar, que puede inducir con el tiempo la aparición de cáncer de piel (melanoma, carcinoma de células escamosas).

Es importante evitar la exposición al sol en las horas de mayor índice ultravioleta (UVI) y emplear cremas de protección solar para reducir el impacto de la misma.

Quemaduras plantares

Además, las elevadas temperaturas hacen que superficies como el asfalto, las piedras y otras similares puedan alcanzar altas temperaturas y provocar quemaduras en las almohadillas y en zonas glabras de perros y gatos.

Hay algunas medidas que se pueden poner en práctica para evitar este problema. Así, si se va a caminar sobre asfalto o superficies pedregosas, lo primero que debe hacerse es programar el paseo en horas en las que el sol ya no incida con tanta fuerza sobre el pavimento. No obstante, la mejor opción es plantear los paseos en esta época en superficies tales como el césped o la arena de la playa, dado que en este tipo de suelo es más fresco y existe un menor riesgo de que se produzcan quemaduras.

También existen en el mercado accesorios preparados para proteger las almohadillas de los perros.

En el caso de quemadura es importante acudir a un centro veterinario para que atiendan al animal.

Atención a los traumatismos

Durante la época estival y durante las vacaciones aumenta la incidencia de traumatismos (cortes, fracturas, etc.) como consecuencia del aumento de actividad del animal y al estar en entornos menos controlados y menos conocidos y predecibles para él.

Para evitar o reducir la incidencia de traumatismos, los responsables del animal deben conseguir realizar las actividades en entornos predecibles y bajo supervisión.

Es interesante contar con un pequeño botiquín para actuar en estos casos, el cual debería contener al menos:

  • Gasas estériles
  • Un antiséptico
  • Guantes de látex
  • Vendas elásticas o cohesivas
  • Algodón
  • Esparadrapo

 

Share.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies