La primavera y los cambios de temperatura de los estanques

1

La temperatura de los estanques es un factor ambiental limitante de la vida acuática que albergan, tanto flora como fauna.

estanque

Pablo J. Saubot
elestanque.com
Publicado originalmente en Especies 115

Para comprender los efectos de las variaciones de temperatura en el estanque, es necesario diferenciar dos clases de temperatura: la ambiental y la del estanque. La temperatura ambiental es la externa al estanque, la que sentimos, la temperatura del aire. En cambio, la temperatura del estanque se refiere al agua, y no siempre es igual a la temperatura ambiental.

En invierno los peces viven en las capas inferiores de los estanques, donde la temperatura es mayor Clic para tuitear

La diferencia de temperatura entre el aire y el agua del estanque sucede porque se requiere de mayor cantidad de energía para aumentar la temperatura del agua que la del aire. En los estanques la temperatura del agua no es uniforme, se divide en capas. y existe diferencia entre la temperatura del agua en el fondo del estanque y la temperatura del agua a niveles superficiales. Es por ello que en invierno los peces viven en las capas inferiores, donde la temperatura es mayor que en la superficie. Todo lo contrario sucede en verano: la capa superior posee mayor temperatura que la inferior. Por este motivo siempre es conveniente, cuando se mide la temperatura del agua del estanque, tomar mediciones en el fondo y en la capa superior.

El cambio de invierno a primavera

Dado que el agua requiere de mayor energía para aumentar su temperatura que el aire, también es más lento el descenso de la misma. Por ende, cuanto mayor volumen de agua tenga el estanque más estable será. Por ello, generalmente los peces de los estanques pequeños son los más propensos a sufrir las afecciones provocadas por las variaciones de temperatura.

Cuando se cambia la temperatura del agua progresivamente, los peces no sufren problemas. En cambio, cuando la temperatura del estanque varía en 5 °C (sobre todo el descenso) en menos de 24 horas, los peces pueden sufrir enfermedades estacionales. Como la temperatura corporal de peces de sangre fría difiere tan sólo en medio grado centígrado en relación a la temperatura promedio del agua, su metabolismo será más lento a bajas temperaturas.

Durante el invierno, el sistema inmune de los peces está reducido, siendo presa fácil para diferentes infecciones como saprolegnia. También, cuando hay bajas temperaturas constantes o drásticas disminuciones de temperatura del agua, algunos peces pueden verse afectados en su posición de nado horizontal, en especial las variedades desarrolladas de Carassius. Esto se debe a un desorden en la vejiga natatoria que se acentúa a baja temperatura.

En invierno, cuando la temperatura baja de los 4 °C en la superficie del es tanque, el agua se convierte en hielo, que tiene una densidad menor que la del agua en estado líquido y flota sobre ella. Cabe aclarar que esto sólo sucede en zonas con inviernos bien fríos y heladas frecuentes. Cuando se forma hielo en la superficie, los peces están quietos en el fondo, consumiendo sólo la energía necesaria para vivir. Cuando sucede esto, no hay que molestarlos, dado que las vibraciones de la superficie les pueden afectar.

También es necesario que haya en la superficie un orificio para el intercambio de gases. Si se tiene el estanque totalmente congelado, en el agua se acumularán de manera progresiva gases tóxicos que matarán a los peces. Lo más recomendable es tener un aro plástico que tenga en el medio un calentador de superficie. De esa manera se mantendrá un área sin congelación y se producirá el libre intercambio de gases. El principal problema donde se ve afectada la salud de los peces es durante el periodo de transición entre invierno y primavera. Cuando la temperatura del agua es baja, no sólo los peces están débiles, el crecimiento de bacterias también es lento por lo que se mantiene un equilibrio en el estanque.

Pero cuando comienza a aumentar la temperatura del agua del estanque, las bacterias y parásitos se multiplican con rapidez mientras que los peces tardan al menos una semana en que su sistema inmune comience a funcionar de manera óptima. Dado que la primavera se caracteriza por cambios bruscos de temperatura, el sistema inmune de los peces tiene dificultades para adaptarse a esos cambios. Es por ello que durante esta estación se aumenta la sensibilidad del pez frente a enfermedades.

Los peces tienen dificultades para adaptarse a los cambios bruscos de temperatura primaverales Clic para tuitear

Para que las variaciones de temperatura incidan en menor medida sobre la salud de los peces, existen en el mercado diferentes elementos que ayudarán al pez en este periodo de transición: desde alimentos, pasando por aditivos hasta equipos filtrantes.

No obstante, las acciones contra las “enfermedades primaverales” se deben comenzar a realizar en otoño. Al comienzo de esta estación, notaremos que el pez empieza a engordar dado que su nado es más lento, pero sigue comiendo la misma cantidad de alimento: está formando grasas. Estas reservas de energía las utilizará para vivir en invierno. Esto continúa hasta que la temperatura del agua llega a bajar hasta los 10 °C. Si durante el otoño se alimentan de manera deficiente, los peces tendrán que exigirse más en la primavera. Nuestra acción, cuando comienza el otoño, es realizar la limpieza del fondo del estanque tratando de retirar toda la suciedad posible, dado que dicha zona será el hogar de los peces durante al menos dos meses.

Apenas notamos, al final del invierno, que los peces comienzan a moverse más que antes, es el momento de actuar. En el mercado existen alimentos específicos para esta estación. Estos alimentos están preparados para que justamente sean digeridos y asimilados sus nutrientes a bajas temperaturas de manera más rápida que los alimentos estándar. También existen aditivos que se pueden agregar al alimento o al agua, dependiendo del aditivo, que son complejos vitamínicos. Cabe destacar que últimamente, sobre todo en estanques grandes, se están utilizando a finales del invierno-comienzos de primavera filtros de macro y micropartículas ya que no es conveniente encender los filtros UV hasta que la temperatura no esté estabilizada para darle tiempo de desarrollo y colonización a las bacterias nitrificantes.

Además, en estas semanas críticas de adaptación de los peces, es el momento ideal para realizar la limpieza primaveral del estanque. Este mantenimiento consiste en retirar del fondo del estanque los restos de materia en descomposición denominados mulm, los cuales albergan a diferentes posibles infecciones.

La limpieza se debe realizar en este momento para evitar infecciones en los peces, pero el otro motivo es que a medida que aumenta la temperatura, parte de este mulm comienza a ascender hasta la superficie, con lo que es más difícil de extraer.

koi estanque

 

Cómo evitar los problemas provocados por la variación de temperatura

Para evitar los problemas causados por la variación de la temperatura se deben seguir las siguientes indicaciones:

  • Mantener siempre un equilibrio entre cantidad, tamaño de peces, plantas acuáticas y tamaño del estanque.
  • Si no se quiere colocar filtros ni bombas de circulación de agua, aumentar la cantidad de plantas palustres y disminuir la cantidad de peces, evitando los grandes ejemplares.
  • Realizar los mantenimientos de limpieza a mediados de otoño y a comienzos de la primavera retirando todo el mulm posible.
  • Disponer para casos de emergencia, de una bomba de aire a modo auxiliar.
  • Suministrar alimentos específicos para peces en sus distintas modalidades por estación (verano, invierno) adicionando complejos vitamínicos.
  • Si el cliente consulta antes de realizar el estanque, recomendar siempre lo más grande que se pueda, teniendo en la parte central una profundidad de 70 cm para zonas geográficas sin congelamiento de superficie y 1-1,2 metros en zonas geográficas donde se congele la superficie (además de las zonas palustres).
  • Si llegara a encontrar un pez enfermo, separarlo lo antes posible para evitar una infección masiva.

 

Share.

1 comentario

  1. Pingback: Claves para el mantenimiento de estanques en primavera (I) - especiesPRO | publicación para comercios de animales de compañía

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies