El aumento generalizado de temperaturas modifica la prevención de la leishmaniosis canina 

0

Esta grave enfermedad, endémica en España, tiene impacto en la salud pública y su riesgo existe durante todo el año, por lo que una prevención eficaz es clave: “La transmisión de la leishmaniosis canina se produce principalmente en zonas urbanas y periurbanas donde las poblaciones de perros son más abundantes”, explica el profesor Javier Lucientes.

stefamerpik – www.freepik.es

El aumento generalizado de las temperaturas está afectando directamente a la incidencia de enfermedades, especialmente las de transmisión vectorial. El 1 de junio se celebra el Día de la lucha frente a la leishmaniosis, una grave enfermedad, endémica en España, que tiene impacto en la salud pública.

Presentes los 12 meses del año

Esta situación está provocando que los flebótomos, transmisores de esta enfermedad, estén presentes durante los 12 meses del año y en zonas donde antes no existían. Por ello, los expertos advierten que la prevención eficaz en perros es la única herramienta para limitar la enfermedad.

La leishmaniosis canina tiene una incidencia en nuestro país de hasta un 30%. El principal vector es el insecto flebotomo que está presente en prácticamente toda la geografía española, encontrándose tanto en ambientes rurales como urbanos.

El aumento de temperaturas del ambiente está modificando algunos patrones que conocíamos de la biología de estos vectores”, apunta el profesor Javier Lucientes, catedrático de Parasitología y Enfermedades Parasitarias del Departamento de Patología Animal de la Universidad de Zaragoza.

Así, uno de esos patrones es el incremento del periodo de actividad de los flebotomos, detectándose antes de lo habitual y retrasando su momento de desaparición. Así, pueden permanecer activos hasta diciembre.

“En los últimos diez años se están detectando ya desde primeros de abril o incluso a finales de febrero o marzo”, advierte el profesor Lucientes quien puntualiza que “incluso en localidades del sur del país podrían estar volando flebotomos durante casi todo el año”.

Además, los feblotomos están colonizando áreas donde antes no se encontraban, como en zonas de montaña. “Se ha ampliado su zona de colonización, no solo por el litoral cantábrico, también en zonas como los Pirineos”, explica el experto.

El aumento generalizado de las temperaturas a nivel global facilita un desarrollo más temprano del parásito Leishmania en el flebotomo, adelantando el periodo de
transmisión de la leishmaniosis canina.

Se produce principalmente en zonas urbanas y periurbanas donde las poblaciones de perros son más abundantes”, puntualiza el profesor Lucientes.

Enfermedad compartida entre personas y animales

Aunque la incidencia en humanos es muchísimo menor que en animales, se trata de una enfermedad grave con impacto en la salud pública. Factores aún no bien conocidos podrían originar focos importantes como el brote generado en personas en la Comunidad de Madrid.

“La presencia del vector condiciona la existencia de la enfermedad. Es decir, si no hay vector, no hay enfermedad”, explica el profesor Lucientes.

La eficacia en la prevención es clave

En el marco de la ‘IV Edición de la Semana de la lucha frente a la leishmaniosis’, MSD Animal Health recomienda el uso de antiparasitarios en perros con eficacia repelente demostrada frente al flebotomo para reducir de forma importante esta enfermedad, ya que según avanzan los cambios en la climatología, se espera un aumento del periodo de actividad y de presencia geográfica de los flebotomos en nuestro país.

Según Federica Burgio, responsable científica de animales de compañía de MSD Animal Health, “la forma de prevenir la infección por Leishmania es evitando la picadura del flebotomo, es decir, administrando productos tópicos con acción repelente”. Por ello, la experta científica recomienda el único collar para perros de actividad repelente frente al flebotomo con una eficacia de hasta el 98% durante 12 meses.

Además de prevenir la infección con el uso de insecticidas tópicos, el abordaje más completo incluye la vacunación frente a la leishmaniosis canina para disminuir el riesgo de desarrollar la enfermedad.

“Esta enfermedad es un claro ejemplo de cómo la salud de los animales está
íntimamente ligada a la salud de las personas, y ambas influidas por las condiciones medioambientales”, explica Burgio.

El enfoque One Health (Una Salud) es necesario para abordar el control de esta enfermedad. Por eso, protegiendo a nuestras mascotas, y en este caso a nuestros perros, de la forma más eficaz y durante todo el año, nos estaremos protegiendo también las personas”, concluye.

Share.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies