Conoce mejor los estanques ecológicamente equilibrados

0

En un artículo anterior vimos algunas claves para el correcto mantenimiento de un estanque con la llegada de la primavera. Ahora profundizaremos en otros aspectos para lograr estanques ecológicamente equilibrados.

estanques primavera

Carlos Temperán
Biólogo
www.jardinesacuaticos.es

Hay cinco elementos del estanque que trabajan en conjunto para mantener un ecosistema natural saludable.

1. Sistema de recirculación

Su propósito es bombear agua desde el estanque, en el skimmer, hasta el filtro y de vuelta el agua al arroyo o al estanque. Los tres aspectos más importantes son:

  • Elegir la bomba que ofrezca más requisitos para el trabajo en particular.
  • Utilizar el tamaño adecuado de las tuberías de PVC.
  • Conectar todos estos elementos jun­tos para que el sistema funcione de manera eficiente.

2. Sistema de filtración

El diseño y la implementación de un sistema de filtración eficiente aseguran que los desechos del estanque que floten en suspensión (hojas, larvas de mosqui­tos, algas flotantes, etc.) serán barridos de la superficie y depositados en un lugar fácilmente retirable, como es la cesta del skimmer. A través de diversas formas de filtración mecánica y biológica, el círculo ecológico de la vida acuática rueda infini­tamente una y otra vez, permitiendo que el agua se oxigene y se depure.

3. Plantas acuáticas

plantas estanque

Plantas y algas se alimentan de los mis­mos nutrientes que hay en el medio acuá­tico; por eso, cuantas más plantas estén presentes en el estanque, más cantidad de algas se “morirán de hambre” porque hay escasez de nutrientes para ellas. El crecimiento de las algas se mi­nimizará de forma natural y sin esfuerzo.

4. Peces

Cumplen su importante función en el ecosistema, en parte porque ofrecen a través de sus desechos nutrientes para las plantas y, en parte porque consumen las algas. Si los peces no son sobrealimenta­dos pueden llegar a pastar las algas de las rocas, reduciendo su crecimiento de for­ma efectiva.

5. Las rocas, la grava y las bacterias

Las bacterias beneficiosas que viven en las rocas y en la grava se ponen a trabajar descomponiendo los residuos que caen al fondo del estanque y realizando la lim­pieza del agua, colaborando con los sis­temas de filtración mecánica y biológica.

Las algas y el ciclo anual del estanque

Todos los estanques tienen algas de forma natural, ya que forman parte del ecosistema, como todos los demás habi­tantes del estanque. Anualmente, y sobre todo en los climas más fríos, la mayoría de los estanques pasan por un ciclo de algas, porque plantas y bacterias están en estado latente debido a la temperatura, lo que crea condiciones ventajosas para las algas que aprovechan la disponibilidad de nutrientes del estanque. No hay que obsesionarse durante el invierno si el es­tanque se convierte en agua verde o está lleno de algas filamentosas.

Cuando las temperaturas más cálidas vuelven, las plantas y las bacterias condu­cen de nuevo al ecosistema al equilibrio y la calidad del agua se estabiliza, volviendo a ser cristalina. La creación de un ecosistema equilibrado no sucede durante la noche, y los estanques maduran con la edad, por lo que no debe sorprendernos si en el nuevo estanque comienzan a crecer algunas algas.

Conoce mejor los estanques ecológicamente equilibrados Clic para tuitear

Ventajas del mantenimiento y limpieza anual de primavera

Dado que el equilibrio del ecosistema mantiene el estanque sano todo el año, una limpieza anual es un buen comien­zo. La reposición de agua nueva en el estanque cada año permite comenzar la temporada con más seguridad, lo que disminuye el riesgo de la proliferación de algas que ocurre en primavera debido al exceso de nutrientes y a la falta de bacte­rias beneficiosas.

Con la realización de una limpieza de salida anual se puede reemplazar el agua rica en nutrientes acumulados en el in­vierno con agua limpia que está lista para que las bacterias colonicen los sustratos. La limpieza casi total de un estanque en primavera simula el lavado que tiene lugar en los lagos naturales por la acción del abundante agua que suministran arroyos y ríos durante las lluvias de primavera.

estanque primavera

Se puede saber si el estanque necesita una limpieza de primavera con solo mi­rarlo. Si tiene el mismo aspecto en marzo que el pasado junio, probablemente no es necesaria.

El mantenimiento adecuado del estan­que asegurará el ecosistema equilibrado. Para llevar a cabo la limpieza regular y el mantenimiento estacional hay que seguir las instrucciones del instalador, o bien asegurarse de tener en cuenta estos cinco puntos básicos:

1.Rociar y lavar las esteras del filtro, lavar rocas y hacer un recambio del 20 % del agua cada primavera.

2.No permitir que los filtros se obstruyan con residuos y sedimentos. Para man­tener el flujo del agua hacia la bomba hay que realizar la limpieza rutinaria de restos en la cesta del skimmer, en las esterillas filtrantes y en el filtro.

3.Hay que asegurarse de mantener el nivel de agua adecuado en el estanque, unos centímetros por debajo de la parte superior del skimmer de pared.

4.Inspeccionar y eliminar residuos de gran tamaño, como abono orgánico, palos, piedras pequeñas, etc., con el fin de evitar que la bomba se obstruya y se dañe.

5.No permitir que la bomba funcione en seco por obstrucción de residuos o llegue a operar en situaciones de bajo nivel de agua.

 

Share.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies