¿Cuál es el mejor agua para un acuario?

0

Existen distintas fuentes con las que abastecer las instalaciones para peces que tengamos en nuestro comercio. Teniendo en cuenta estas indicaciones se puede elegir la mejor agua para un acuario.

José María Blanco Rubio
Biólogo

Agua del grifo para el acuario

El agua del grifo suele ser la más adecuada y utilizada en las tiendas de acuarios por su faci­lidad de obtención y porque carece de bacterias y otros organismos y sustancias patógenas. Pero el agua de nuestro gri­fo tiene unas características que hay que conocer y corregir en cada caso. Contie­ne desinfectantes que han sido añadidos para evitar el crecimiento de bacterias y para potabilizarla. Estas sustancias han de ser eliminadas antes de su uso y mantener la calidad del agua.

Suele llevar casi siempre cloro, a ve­ces cloraminas, y en ocasiones fluoruros u ozono. El cloro y el ozono se eliminan fácilmente agitándola vigorosamente du­rante 24 horas y/o filtrando el agua a tra­vés de carbón activo. También se pueden usar productos como el tiosulfato de sodio para neutralizar el cloro. Las cloraminas son más difíciles de eliminar y para ello hay que utilizar productos específicos.

Otra sustancia peligrosa que puede lle­var el agua de grifo es el cobre. El cobre suele proceder de las propias tuberías del edificio y se disuelve en el agua cuando son tuberías nuevas y el agua permanece un tiempo parada en su interior. El cobre se elimina con carbón activo y/o dejando correr el agua de la tubería durante un minuto antes de almacenarla para su uso.

El agua de grifo también puede conte­ner fosfatos y nitratos en niveles que no son tóxicos para los peces de agua dulce (aunque pueden inhibir su reproducción) pero totalmente dañinos para los inverte­brados marinos. En estos casos lo mejor es la utilización de aparatos de ósmosis inversa o el uso de resinas que eliminan el fosfato y el nitrato del agua dulce.

Otros productos como los floculantes también son usados a veces en las aguas municipales para mantener el agua cristalina y se pueden eliminar con carbón activado.

Agua de pozo

El agua de pozo tiene la ventaja de ser más barata y puede ser la elegida para su uso en grandes instalaciones con mucho gasto de agua. Otra ventaja es que no tie­ne cloro ni ninguna sustancia desinfectan­te que haya que eliminar. Tampoco suele contener organismos patógenos para los seres acuáticos. Entre sus desventajas está que —dependiendo de su profundidad— puede tener sustancias que hay que medir y eliminar en su caso.

Suelen tener cantidades excesivas de gases disueltos (a veces a saturación) como el anhídrido carbónico y el nitróge­no, que se eliminan por agitación duran­te unas horas. También pueden tener un exceso de hierro disuelto, que se elimina fácilmente pues precipita al airearla.

Los pozos poco profundos (menos de 15 metros) pueden contener sulfuro de hi­drógeno o pesticidas. Estas sustancias se pueden eliminar mediante ósmosis inver­sa o con resinas desmineralizadoras.

Las aguas de pozo son aguas siempre pobres en oxígeno, por lo que se aconse­ja siempre agitarla vigorosamente durante unas horas antes de su uso.

Otras aguas que pueden usarse en acuarios

El agua de lluvia se puede almacenar para su uso siempre y cuando esperemos que llueva un rato antes de hacerlo. De esta forma podemos obtener agua sin las sustancias tóxicas de la atmósfera y de los tejados y canaletas que se disuelven en ella durante los primeros minutos de la precipitación.

El agua de lluvia es muy blanda (dureza total y de carbonatos = 0 ) y sirve, como el agua de ósmosis o desmineralizada, para mezclar con aguas más duras y rebajar así su conductividad. Durante el tiempo que la tengamos almacenada instalaremos un filtro con carbón activo en continuo funcionamiento para asegurarnos de su calidad.

El agua de manantial o de ríos que sean cristalinos también se puede almacenar para su uso asegurándonos igualmente de que los parámetros básicos son correc­tos. Si el río contiene peces en ese lugar o aguas arriba no usaremos esa agua para los acuarios, y lo adecuado es cogerla lo más cerca posible de su origen.

¿Tienes alguna pregunta? Nosotros te contestamos

Nos gustaría compartir, contar y contestar cuestiones con los lectores de EspeciesPRO sobre todo tipo de temas relacionados con la acuariología profesional. Queremos ofrecer información profesional especializada sobre peces de agua dulce, marinos, plantas, enfermedades, comercialización, técnicas de mantenimiento, pequeños trucos, estadísticas de interés para el comerciante, productos, instalaciones, etc.
Queremos ofreceros respuestas a preguntas frecuentes de comerciantes profesionales, consejos cortos que sean realmente prácticos e información para aquellos que se inician en esta profesión con la sana intención de compartir con ellos la experiencia de años acumulados en esta maravillosa y siempre cambiante afición.
Si quieres que te respondamos a cualquier cuestión relacionada con la acuariofilia, mándanos tus preguntas a especies@grupoasis.com

Share.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies