Entrevista: “Somos una gran fuente de estrés para ellos”

0

Noel Espinosa, experto en comportamiento animal, expone en esta entrevista cómo el confinamiento y desconfinamiento posterior han podido trastornar a algunos perros, a pesar de su gran capacidad de adaptación.

Noel Espinosa, Máster en etología clínica. Adiestrador Conselleria. www.eurekan.es

Los perros son animales de rutinas, ¿cómo estima que les afectó encontrarse de repente en marzo con todos los miembros de la familia confinados en casa? Y una vez que los propietarios se han reincorporado a sus trabajos, colegios, etc. ¿qué problemas comportamentales han surgido?

Los perros son animales que necesitan descansar un gran número de horas a lo largo del día. Los humanos, con nuestro nivel de actividad y los errores que comentemos con ellos, a la hora de interactuar especialmente, somos una gran fuente de estrés. Algunos han intensificado comportamientos indeseados ya existentes previamente, como la agresividad a miembros de la familia. Muchos de ellos han mostrado problemas de comportamiento que nunca habían tenido. Por ejemplo, al acabar el confinamiento, ha sido frecuente ver bastantes problemas de ansiedad por separación.

Experimentar altos niveles de estrés durante el confinamiento con una convivencia larga e intensa. A continuación un cambio brusco en el número de horas que pasan de estar acompañados a estar solos. Todo ello produce, con gran probabilidad, problemas. Estos suponen un reto que supera su capacidad adaptativa.

“Ahora debemos evitar que el perro se quede solo más tiempo del que puede gestionar sin ponerse nervioso”.

¿Cómo se podrían haber amortiguado estos problemas?

Haciendo una adaptación progresiva al cambio de rutinas. Hay que tener en cuenta que los perros son animales sociales y es antinatural para ellos estar solos, al menos en edades tempranas. Me resulta sorprendente el reducido número de perros que sufren ansiedad por separación teniendo en cuenta la falta total de empatía de una gran mayoría de personas que conviven con ellos. Esto es muestra de la gran capacidad adaptativa que tienen.

¿Qué se puede hacer ahora?

Es preciso acostumbrarles progresivamente a estar solos y ayudarles a tener bajos niveles de estrés con las pautas adecuadas.

Las pautas de reducción de estrés implican ser conscientes de cómo les afecta lo que ocurre en su vida, cada minuto del día, cada día de la semana.

Mientras se trata la ansiedad por separación, para tener éxito, debemos evitar que el perro se quede solo más tiempo del que puede gestionar sin ponerse nervioso.

Entrevista completa publicada en EspeciesPro Nº 241 diciembre. Disponible online.
Share.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies