El cuidado del pelo de los gatos

0

Los gatos son animales cariñosos que no dan excesivo trabajo para el cuidado de su pelo, ya que son muy limpios. No obstante, merece la pena recordar algún punto de su higiene.

Montse Cuxart

El gato es sin duda un animal idóneo para las personas que trabajan todo el día, a las que les sería muy difícil tener un perro por la dependencia que implica mantenerlo en condiciones adecuadas y la necesidad de sacarlo a pasear diariamente. En general estos animales dan poco trabajo, pero hay un aspecto del cual el propietario debe preocuparse y dedicarle un tiempo, aunque no sea cada día sino dos o tres veces por semana: el cuidado del pelaje.

Los gatos persas y otros de pelo largo necesitan ser peinados, ya que el subpelo es lanoso y al desprenderse, si no se elimina (aparte de correr el riesgo de que se lo traguen, cosa muy perjudicial) puede formar nudos de tal calibre que luego resulta imposible pasar el peine. Los peines adecuados son los de púas separadas, lo suficientemente largas como para poder entrar hasta el fondo y eliminar así el subpelo que sobra. En el caso de los gatos de pelo corto bastaría con pasarles una manopla para eliminar el subpelo sobrante.

Aparte del gato que llega a la peluquería lleno de nudos, al cual es imposible pasar un peine, lo ideal cuando llega un felino es hacerle un buen deslanado y dejarlo listo para que el dueño tenga el mínimo trabajo de mantenimiento hasta la próxima visita.

Baños y contacto con el agua

Los baños pueden ser mensuales si realmente el gato lo necesita (aquellos que hacen vida en el exterior), pero se pueden alargar hasta seis meses en los de pelo corto que no salen de casa. Es conveniente que el animal se acostumbre a ser bañado desde pequeño, ya que después lo tolerará muy bien.

El champú debería ser neutro, de los muchos que existen en los comercios especializados y el baño ha de ser lo más relajado posible. El secador es otra cuestión, porque se asustan mucho con él; si es así se les puede meter en un transportín y secarles desde el exterior. De esta forma se sienten algo más protegidos.

Notas para el cuidado del pelo de los gatos Clic para tuitear

Este proceso es un aprendizaje tanto para el gato como para el propietario pero vale la pena, ya que de este modo evitaremos que los gatos lleguen a la peluquería “hechos una pena” y la única solución sea raparlos, lo cual es una lástima con lo hermosos que son.

Share.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies