El decálogo del marketing emocional en Navidad

0

La Navidad es el momento más adecuado para aplicar las técnicas de marketing emocional en el sector del comercio de animales de compañía.

La Navidad es el periodo del año por excelencia en el que aflo­ran las emociones, y esta es una baza que se puede jugar desde el comercio para potenciar las ventas mediante técnicas de marketing emocional. Las razones por las que un propietario opta por hacerse cargo de un ani­mal de compañía son muy variadas, pero en la mayoría de los casos hay un fuerte componente emocional. El ambiente navideño se convierte en un amplificador de todos estos componentes.

Marc Gobé, autor de la obra Branding emocional: el nuevo paradigma para conectar las marcas emocionalmente con las perso­nas, proponía un decálogo que sirve no solo para generar víncu­los emocionales entre las marcas y los consumidores, sino también entre los comerciantes y sus clientes. Estos son los puntos de su decálogo:

Marketing emocional en Navidad: el decálogo Clic para tuitear

1De consumidores a personas

Tratar a los clientes como personas y no como objetos de negocio hará que se cree en ellos un sentimiento favo­rable que beneficiará a ambas partes.

2De producto a experiencia

Lo que se vende no es un artículo, una cosa. Con su compra no se cubre una necesidad, sino que se satisface un deseo.

3De honestidad a confianza

La honestidad forma parte consus­tancial de la profesionalidad, no es un valor añadido. Lo que se debe conse­guir es crear una relación de confian­za con el cliente, que vea al vendedor como alguien con quien pueda con­sultar un problema y hallar la solución adecuada.

4De calidad a preferencia

Es importante ofrecer calidad, pero lo que un comercio ha de buscar es con­vertirse en el favorito de los clientes.

5De notoriedad a aspiración

Ser el negocio más conocido no es sinónimo de que las cosas vayan bien en cuanto a éxitos comerciales. Lo que realmente hace que un negocio sea rentable es saber cuáles son las aspira­ciones del cliente y tener capacidad de responder a ellas.

6De identidad a personalidad

Puedes inundar el barrio, la ciudad o Internet de anuncios de tu negocio. Esto no te garantizará el éxito. En vez de esto (o de forma complementaria), trabaja por crear una imagen que te identifique, que haga que tus clientes te reconozcan rápidamente.

7De función a sentimiento

¿Para qué compra un cliente un saco de pienso a su perro? No solo para darle de comer (función), sino también para demostrarle su cariño, como de­mostración de que le quiere y le im­porta su bienestar (sentimiento). Deja clara esta distinción.

8De ubicuidad a presencia

Estar en todos los sitios al fin y al cabo equivale a no estar en ninguno. Un cliente debe sentir la presencia de un comercio a su lado.

9De comunicación a diálogo

Dialogar significa compartir, y esto es lo que se debe fomentar cuando estás frente a tus clientes. Que sea una rela­ción bidireccional, en la que tú no solo ofrezcas, sino que también escuches. De este modo, el vínculo se refuerza.

10De servicio a relación

Un servicio correcto será siempre bien valorado por un cliente. Hacer que entre él y el vendedor haya una relación hará que vuelva a tu comercio en busca de esa buena sensación que se crea.

Share.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies